5 tips para que no te timen en la compra de un coche de segunda mano

1, marzo, 2018.

Si estás pensando en comprar un coche de segunda mano y desconfías de la realidad del vehículo, sigue leyendo este post y encontrarás cinco consejos para evitar que te estafen.

1. Investiga el mercado

La información es poder, si ya sabes las características que buscas en un coche, empieza a buscar los modelos que mejor se adapten a tus necesidades. Existen multitud de foros de automóviles que puedes consultar, como http://debates.coches.net/forum.php.

Cuando tengas varios modelos seleccionados, puedes buscar las especificaciones de los mismos en el sitio web de su marca y compararlos. También debes informarte de si existen versiones más nuevas de los modelos. Si es así el modelo anterior disminuye en valor por lo que esta información será útil a la hora de negociar el precio con el vendedor.

Consulta los precios del mercado, las leyes vigentes sobre la emisión de gases contaminantes, las garantías como comprador y cualquier aspecto que pudiera ayudarte a entender si la transacción es justa dependiendo del estado real del coche.

2. Pregunta al vendedor

Es muy importante que resuelvas todas tus dudas y que obtengas una imagen fiel del vehículo. Para ello, tendrás que preguntar al vendedor sobre todos los aspectos relevantes del coche que no se puedan descubrir a simple vista: ¿cuánto se ha usado?, ¿para qué?, ¿ha recibido mantenimiento?, ¿ha sufrido algún accidente?, ¿se ha cambiado alguna pieza?, ¿ha tenido más de un conductor?, ¿cuánto consume por kilómetro?, ¿cuál es la razón para venderlo?, etc. El dueño es quien mejor conoce el coche y su trayectoria y, por tanto, la persona ideal para desvelar todos los detalles.

3. Prueba el coche

No tengas miedo de pedirle al vendedor conducir el coche, si piensas comprarlo, probarlo te ayudará a decidirte.

Siempre que sea posible, poner a prueba el coche es recomendable, en distintos terrenos, pendientes, metiendo todas las marchas, pisando los frenos y el acelerador… en definitiva, haciendo un uso completo para descartar posibles desperfectos.

Un ejemplo de prueba en condiciones sería esta:

  • En el instante en el que entramos en el coche y al girar la llave, observaremos los pilotos del panel de instrumentos. Si estos no se encienden en el momento y se apagan cuando el motor ha arrancado, puede significar que existe algún fallo en el vehículo.
  • También aconsejamos apagar la radio para poder escuchar al detalle todos los ruidos en la conducción.
  • Al salir del aparcamiento, podemos aprovechar una línea recta sin obstáculos en una carretera adecuada, acelerar hasta 50km/h y frenar con determinación. Debemos comprobar que el coche para sin ruido y sin desviarse, chequeando también que el pedal no está suelto.
  • Podemos dirigirnos a una carretera de mayor velocidad, como podría ser una autovía, para relajar la tensión de las manos sobre el volante y comprobar que la dirección permanece constante.
  • En una zona más tranquila y despejada como un área de aparcamiento, podremos girar el volante hacia ambos lados durante la conducción a una velocidad estable y verificando que el coche responde a las órdenes adecuadamente.
  • Por último, pediremos al dueño del vehículo que se ponga al volante para observar su conducción y si realiza alguna práctica extraña que pudiera levantar la sospecha de que algo falla en el coche.

4. Comprueba la documentación del coche

Los documentos que conviene revisar y que son necesarios para la transmisión del vehículo son: ficha técnica, último certificado de la ITV, permiso de circulación, recibo del impuesto de matriculación y, en última instancia, contrato de compraventa del vehículo y DNIs de comprador y vendedor. Para comprobar la información, tienes que constatar que la matrícula y el número de bastidor corresponden con lo que aparece en la documentación.

Lo óptimo sería que el vendedor fuera el único dueño y que no existiera ningún pago en trámite. Para asegurarte, podrás solicitar en la Dirección General de Tráfico un informe extendido del coche, que indica si el vehículo ha sufrido un embargo o si a día de hoy está embargado, así como el número de dueños previos a la venta, contrastando así con las respuestas del vendedor.

5. Acuerda el método de pago con el vendedor

Antes de firmar el contrato de compraventa, es recomendable dejar por escrito el número de pagos que se realizarán, si se efectuarán en líquido y/o mediante transferencia bancaria (especificando el concepto y constatando que la cuenta es la del vendedor), etc. Por cada pago realizado tendrás que pedir el recibí al vendedor, donde se especificará la cantidad de dinero, su nombre, DNI y firma. De esta manera, podrás evitar posibles problemas a futuro.

Si decides realizar el pago en efectivo, ten en cuenta que la máxima cifra a aportar en un local es de 2500 €, pero en la compraventa entre particulares este límite desaparece.

La verdad es que la mejor manera para cerciorarte de que realizas una compraventa justa es dejando la revisión del vehículo en manos de expertos, que pueden aportar una visión real del estado del coche y que desvelarán cualquier fallo oculto. El certificado Confioo te aporta la seguridad y transparencia que necesitas para confiar en el vendedor, obtenlo y consigue la inspección objetiva de hasta 160 puntos de control del vehículo. Exige el certificado Confioo al vendedor y realiza una compra justa y segura.

Descarga el checklist de los 160 puntos a tener en cuenta al comprar un coche de segunda mano