Conoce el estado real del vehículo que vas a comprar

16, febrero, 2018.

A la hora de comprar un coche no puedes estar a ciegas. Pocas veces en la vida nos lanzamos a comprar un vehículo, por lo que una decisión importante que hay que tomar con calma, estudiando bien qué queremos y qué podemos permitirnos. En los años de crisis la venta de vehículos de segunda mano se ha incrementado. Comprar en este sector, si no lo conocemos, puede ser arriesgado por lo que debemos comparar muy bien las ofertas para que la compra no resulte un fracaso. En este post vamos a darte los mejores consejos para que conozcas el estado real del vehículo que vas a comprar.

Seguro que ya has estado mirando algunas opciones en páginas como milanuncios.com, coches.net, etc. y te han surgido mil dudas sobre cuál es el estado real de cada uno de los coches que has contrastado. Es principal buscar un vehículo de segunda mano que cuente con un certificado que acredite su estado real, evitando sorpresas y posibles reclamaciones.

Ahora ya puedes pedir al vendedor que tenga nuestro Certificado Confioo, un certificado que garantiza el estado real del vehículo que vas a comprar o vender. Son nuestros inspectores profesionales quienes realizan un análisis exhaustivo del vehículo, aportando transparencia y una venta justa. El certificado te facilitará conocer qué coche de segunda mano cumple tus expectativas y se adapta a tus necesidades.

Contratando o no nuestro Certificado Confioo, te damos una serie de consejos que te ayudarán en tu compra de un vehículo de segunda mano

1. En primer lugar, debes conocer el kilometraje del coche. Los coches tienen una media de uno 20.000 kilómetros anuales. Te recomendamos revisarlos neumáticos y comprobar el año de fabricación. Es importante calcular y ver si los tiempos coinciden o no. Otra de las claves que te podrán indicar si el coche tiene kilometraje trucado es ver el libro de mantenimiento. Pídeselo al vendedor y observa lo cuidado o no que está el vehículo.

2. La carrocería es otro factor importante que debes revisar. Asegúrate de que las juntas de la carrocería no tienen ninguna irregularidad, si ves que alguna pieza - por ejemplo, el radiador- no es el original del coche, pregunta si ha sufrido algún tipo de choque. También debes fijarte en el nivel de brillo de la pintura, si el coche no la tiene y es más o menos nuevo, es posible que no haya estado en garaje. La tonalidad de la pintura debería ser uniforme, si no es así es posible que haya sido consecuencia de un golpe.

3. Otro punto clave es el estado de las llantas y los neumáticos del coche. Debes revisar si hay algún tipo de deformación, ten en cuenta que si la hay puede causarte un pinchazo en un futuro. Las llantas no deberían de tener ningún arañazo.

4. Revisa debajo del capó, siempre es un misterio y todavía más si no tienes conocimientos especializados en el tema. Si es así, te damos algunas pistas: revisa los niveles de aceite, líquido anticongelante y líquido limpiacristales y vigila que la batería no tenga óxido para ver el cuidado que ha tenido el propietario con el coche. Fíjate también si la tornillería ha dejado marcas, en el caso de hacerlo puede haber sufrido una manipulación y alguna reparación importante. Ah y por el último, si el humo al arrancar el coche es espeso y de color blanco puede tratarse de una posible avería.

5. No te dejes engañar por el aspecto impecable del vehículo hasta que no compruebes los bajos. Revisa que no tenga el suelo del motor colgando ni los bajos rozados. También debes verificar que el suelo del motor esté bien enganchado. Para ver si las ruedas responden, mueve el volante con el motor arrancado sin poner ninguna marcha y con las ruedas calzadas.

6. Pide al vendedor que te deje conducir el coche, solo de esta forma podrás confirmar la dirección del coche. Mientras lo conduces, asegúrate de que todo funciona correctamente, los frenos, las luces, etc. Es importante que te sientas cómodo conduciendo.

7. La tapicería, otro punto clave a la hora de escoger un coche. Aunque es una obviedad, la tapicería debe estar aceptable ya que cambiar las piezas del interior del coche es un gasto incluso mayor que los recambios de motor. Observa también si llevan fundas, si es así revisa la tapicería sin ella. Recuerda que si es de cuero y está agrietada puede que solo le falte un poco de hidratación. Finalmente revisa cinturones de seguridad. Si los cinturones se enganchan podrás poner en peligro tu seguridad y el fallo hará que en un futuro no pases la ITV.

Sigue nuestros consejos y compra un coche de segunda mano fiable. Si quieres ahorrarte el proceso y todavía tienes dudas, no lo olvides nosotros podemos ayudarte. Con el Certificado Confioo conseguirás una compra segura y justa.

¡Mucha suerte en tu búsqueda!

Si quieres más información sobre nuestro servicio, visítanos.

Confioo, el primer certificado de vehículos de segunda mano.

Descarga el checklist de los 160 puntos a tener en cuenta al comprar un coche de segunda mano