Qué garantía tiene un coche de segunda mano

13, abril, 2018.

Si estás buscando comprar un coche de segunda mano pero desconfías del sector, es hora de conocer cómo funciona la garantía, uno de los temas que más preocupa a los compradores.

La mayoría de personas creen que el vendedor puede no hacerse cargo del vehículo si se encuentran fallos. En este artículo descubrirás cuales son las obligaciones del vendedor después de la transacción.

Comprar un coche usado puede resultar un auténtico chollo o un verdadero desastre. ¿Cómo conocer el estado real del coche? te lo contamos.

Si compras un coche de segunda mano a un particular...

Si compras un vehículo a un particular sin la intermediación de una empresa debes acudir a la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

Según la ley, el vendedor debe entregar el vehículo sin defectos o cargas fiscales ocultas. Si como comprador detectas alguna irregularidad, tienes 6 meses para interponer una demanda judicial. La ley no exige que el vendedor adjunte una garantía, por ello la interposición de la demanda es necesaria para tomar medidas.

Te recordamos que no tendrás derecho a reclamar fallos que hayan sido vistos y señalados en el momento de la compra. El vendedor sólo tendrá la obligación de actuar en fallos ocultos. Si la demanda se resuelve a tu favor el vendedor tendrá varias posibilidades. Reparar el vehículo, rescindir el contrato o volver a negociar el precio del coche a la baja.

Si necesitas más seguridad, podrás contratar una aseguradora para ampliar los 6 meses de garantía que te ofrece la ley.

Si compras un coche de segunda mano a un concesionario…

En este caso podrás acudir a la Ley de Garantías en la Venta de Bienes de Consumo, la cual establece un año de garantía desde el momento en el que compraste el coche. Para beneficiarte de la garantía es necesario que dispongas de un contrato legal y de una factura en la que se haya incluido el IVA. Si después de la venta descubres algún fallo tendrás que recurrir al arbitraje de Consumo.

Si demuestras que el coche tenía daños antes de la transacción, el concesionario está obligado a: reparar lo daños de forma gratuita, realizar una devolución íntegra o bien sustituir tu vehículo por otro mejor.

Garantía comprando a Particular VS Concesionario.

Si todavía dudas sobre la garantía, te resumimos las características más destacables:
Particular:

  • Garantía de 6 meses desde el momento de la transacción.
  • El comprador es el encargado de demostrar el fallo.
  • Margen más amplio en el precio (puedes llegar a regatear).
Concesionario:
  • Garantía de 1 año desde el momento de la transacción.
  • El vendedor es responsable de las cualidades y del estado del coche.
  • El coste del coche suele ser mayor por la suma del IVA.

Ahora ya sabes que comprar un coche de segunda mano es una buena opción. Pero si quieres estar verdaderamente seguro del estado del vehículo, contrata Confioo y realiza una revisión con uno de nuestros inspectores imparciales.

¡Mucha suerte en tu búsqueda! Si quieres más información sobre nuestro servicio, visítanos. Confioo, el primer certificado de vehículos de segunda mano.